Planing agencia marketing

Hoy queremos introduciros una de las técnicas que utilizamos en Makkao como agencia de marketing online.

No sólo en nuestra agencia si no a nivel global que hemos constatado una tendencia en auge a utilizar la metodología Lean Startup tanto en proyectos de desarrollo web como en otros conceptos trabajados por las agencias de marketing online de Barcelona. Hablamos en general de una manera de evolucionar y escalar proyectos y no tanto un listado de pasos lineales a seguir para llegar al éxito… eso, por desgracia, creemos que todavía no existe 🙁

La metodología Lean Startup la dio a conocer Eric Ries en su libro (libro que recomendamos) y él fue quien la bautizó así aunque se conoce que no es el creador de la misma ya que el sistema y la formación sobre esta metodología la diseñó y planteó inicialmente Steve Blank.

La metodología Lean Startup se basa en generar experimentos o hipótesis, lanzarlos al mercado a modo de prueba y a partir de ello recoger datos y posteriormente tomar decisiones.

1.- Genero hipótesis + 2.- Mido los resultados + 3.-Tomo decisiones  —> y volvemos al paso 1

Todo esto tratando de utilizar el mínimo número de recursos posible (para no “ensuciar” la idea de valor principal del proyecto).

Esto para nosotros es un resumen muy básico de esta metodología, en todo caso, en este artículo no se pretende explicar dicha metodología sino explicar algunas razones por las que puede ser favorable utilizar dicha metodología para un proyecto en su fase inicial. Como agencia, nosotros hemos optado por esta metodología en diversos proyectos de diseño web y en estrategias de marketing online, pero es aplicable a cualquier sector ya que no se basa en pasos concretos si no en una manera de pensar y evolucionar los proyectos.

Un proyecto en su fase inicial suele tener un alto grado de desconocimiento en el nivel de aceptación que puede llegar a tener en el mercado. Este punto es clave a la hora de constatar la viabilidad del mismo, por ello surgió esta metodología para evolucionar el proyecto en torno a la demanda o análisis de aceptación de los diferentes prototipos.

Por otro lado, y no menos importante, el Lean Startup pretende desechar los elementos prescindibles o superfluos que rodean a core del proyecto o valor añadido principal del mismo.

Para esto, la metodología Lean Startup genera un punto de partida para el testeo del mercado llamado MVP o mínimo producto viable.

Por un momento, olvidémonos del producto o proyecto perfecto y centremos la atención en la utilidad real de nuestro proyecto llevándolo a la esencia (esto es lo que nos pide la metodología Lean Startup).

Por todo ello hemos querido destacar 7 puntos que nos ayudan a destacar esta metodología por encima de otras más clásicas y consideramos muy interesante (sino casi imprescindible) trabajar con este sistema a día de hoy para plantear un proyecto maximizando las probabilidades de éxito y minimizando las opciones de fracaso:

  • La inversión inicial en un proyecto basado en metodología Lean StartUp debería requerir una menor inversión en recursos que un sistema clásico.
  • El hecho de realizar constantes testeos analíticos del mercado nos permiten tener a opción de “pivotar” (verbo clave en esta metodología) a partir de las necesidades del mercado o los puntos de aceptación del proyecto.
  • Este método puede aplicarse en cualquier tipo de sector ya que no se basa en conceptos directamente relacionados con el proyectos sino en la aceptación del mismo por el posible cliente.
  • Se pueden crear micro-entornos de clientes finales que permitan generar una estimación de crecimiento.
  • A la hora de solicitar posibles inversiones externas es muy favorable tener datos reales de aceptación del proyecto en público real. Genera una confianza mayor en el inversor ya que no son datos sacados de probabilidades sino de casos reales.
  • El método es aplicable durante todas las fases del proyecto y siempre aporta datos veraces para evolucionar el proyecto en si mismo.
  • Está comprobado que la tasa de fracaso en un proyecto evolucionado con esta metodología es muy inferior a la de uno realizado con un sistema más clásico.

No son las únicas pero si hemos querido destacar algunas de las razones por las que aplicar una metodología Lean StartUp en un proyecto es una gran opción si no se quiere “dar palos de ciego” con proyectos que requieran una gran inversión.

 

Comparte esta noticia

Échale un vistazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

borrar formularioEnviar